Aumento progresivo de salarios dignos será el primer decreto de la Alternativa Histórica tras asumir el Gobierno nacional

La primera medida que tomará la Alternativa Histórica, entre los partidos COPEI y Acción Democrática (AD), es decretar el aumento progresivo del salario mínimo de los venezolanos, apegado al artículo 91 de la Constitución, una vez que asuman el poder tras la victoria del próximo 28 de julio.

En esta prioridad coinciden los líderes políticos de las toldas blanca y verde, conocida históricamente como el “proyecto guanábana”, que impulsa la candidatura de Luis Eduardo Martínez (AD) a la presidencia y su jefe de campaña Juan Carlos Alvarado (Copei) a la vicepresidencia.

El dirigente copeyano habló de las propuestas en materia salarial que están contempladas en la Agenda Venezuela Cambia, y recordó el Proyecto de Ley de Emergencia Salarial presentada ante el Poder legislativo.

“En enero de 2023 presentamos ante la Secretaría de la Asamblea Nacional este Proyecto de Ley de Emergencia Salarial. Nuestros compañeros de AD también sumaron sus propuestas. Una vez que se fusione y se extraiga lo mejor de cada una, presentaremos una gran propuesta nacional”, señaló.

El mencionado Proyecto de Ley fue respaldado por toda la Fracción Parlamentaria de Oposición, pero hasta la fecha ha sido engavetada.

¿Qué ofrecería una Ley de Emergencia Salarial para todos los venezolanos?

La ley contentiva de 16 artículos propone entre otros aspectos, el anclaje del monto del salario mínimo a un porcentaje del referencial en el cual se ubica la canasta básica, ajustar el salario mínimo integral cada tres meses, revisión exhaustiva del bono de alimentación y crear un fondo de estabilización salarial.

Este último podría ser respaldado en oro, divisas o cualquier otro mecanismo económico que se traduzca a sueldos dignos para todos los trabajadores venezolanos activos, jubilados y pensionados.