Mañana, por @EFernandezVE

Mañana tendremos un mundo sin pandemia. Un mundo mejor, más fraterno, más solidario, más integrado. De la pandemia debe salir un mundo mejor.

Mañana Venezuela será un país sin pandemia y sin los horrores de la crisis provocada por el socialismo del siglo XXI.

Tendremos una Venezuela mejor, fraterna, solidaria, unida. Un país con democracia y con respeto escrupuloso por los derechos humanos. Un país con progreso económico y con prosperidad para todas las familias. Con prosperidad y con bienestar.

Al dejar atrás la pandemia del corona virus y al superar las miserias del socialismo del siglo XXI podemos tener un país con agua corriente para todos, con energía eléctrica, con seguridad personal y social, con transporte, salud y educación para todos.

Un país con una moneda respetable. Con unos bolívares que nos permitan comprar los bienes y servicios que necesitamos para vivir bien, un país sin inflación y sin recesión. Un país con un gobierno que no sea objeto de sanciones internacionales. Un país que puede exportar e importar de acuerdo a sus conveniencias.

Mañana tendremos un país en el que todos los ciudadanos puedan vivir en paz. Un país en el que haya elecciones transparentes para elegir a nuestros alcaldes y concejales, a nuestros gobernadores y diputados a los Concejos Legislativos regionales, al Presidente de la República y a los diputados a la Asamblea Nacional.

Mañana, cuando dejemos atrás a la pandemia y al socialismo del siglo XXI, los venezolanos podremos vivir en un país sin desabastecimiento, sin alto costo de la vida, y sin pobreza.

Un país que vuelva a ser una referencia en la producción, refinación y comercialización del petróleo. Un país que atraiga inversiones importantes, nacionales e internacionales, pública y privadas para que haya empleos decentes para todos. Empleos  productivos, bien remunerados y estables. Con trabajadores orgullosos de su productividad.

Mañana los venezolanos volveremos a cantar nuestras canciones, a recitar nuestros poemas, a celebrar nuestras fiestas, a rezar nuestras oraciones, a reír con alegría y a llorar cuando toque, pero no todos los días.

Hay mañana. Los venezolanos tenemos futuro y tenemos futuro porque tenemos un pueblo noble y generoso y mucha gente competente como para asegurar un mañana mejor para todos…

Seguiremos conversando.

Eduardo Fernández
@EFernandezVE

COPEI EN RED