El Rol de los SocialCristianos, por Julio Manzo

A lo largo de la historia las sociedades han tendido procesos cíclicos, de decadencia moral y espiritual, seguido posteriormente por un periodo de resurgimiento en la fe y en los valores. Profundizando un poco más allá, la llamada teoría del péndulo nos afirma que contra más extremo sea una posición, el efecto rebote busca la posición antagónica, diametralmente opuesta, ahora bien, entendidos en un momento de máxima inhumanidad del venezolano, donde la necesidad obliga a un entendimiento canibal de la economía, donde la familia se encuentra desgarrada y dividida y donde la fe y la esperanza parecen haberse ido por Maiquetia, la posición antagónica es y será la Democracia Cristiana, la llamada a encarnar ese retorno a los valores que forjaron el talante venezolano, con la fe, la esperanza, la familia y la economía social de mercado como los pilares de un nuevo milagro, esta vez no aleman, sino criollo, es el momento de Copei, un partido, un movimiento, un sentimiento fundamentado en los siguientes principios.

Una política enmarcada en valores

Que no vuelve al pasado, sino que enfrenta los anti valores actuales y restaura los valores que siempre han caracterizado al venezolano. El Copeyano entiende que la más grande crisis que atraviesa el país, no es la política, ni la social, ni siquiera la económica, la mayor de las crisis, es la profunda crisis moral y espiritual que afronta nuestra gente, es la labor de Copei rescatar los valores del ser venezolano!

La familia es el centro de la política

El demócrata Cristiano entiende que la familia es el núcleo indivisible de la sociedad y que en la medida que se fortalezca la institución familiar, en esa medida rescataremos nuestro país. La familia se centra en la unión, en el encuentro, en el diálogo, una familia se mantiene unida a pesar de las diferencias, una familia tiene con sus miembros ante todo un evidente talante humano afectivo, muy a pesar de las diferencias. La familia venezolana se encuentra desmembrada, a todo nivel, los anti valores la han alejado del centro del vivir venezolano, ambos, el individualismo y el colectivismo nos han alejado de las enseñanzas que la unidad fundamental social por siglos nos ha dado. Y por otra parte, la familia venezolana se encuentra evidentemente desunida, primero nos desunieron las ideologías y colores, luego fue la muerte y la violencia quien nos alejó de nuestros amados y finalmente fue la diaspora y la economia quien nos aleja de reunirnos como hermanos, es el labor de Copei, unir a la familia Venezualana!

La esperanza y el amor

Son las fuerzas que dan movimiento a las naciones, No es la primera vez que una nación queda en sus cenizas, los auges y caídas forman parte de la historia y sus ciclos, recientemente hemos visto como naciones como la alemana y la italiana son llevadas al punto de la miseria por la terquedad ideológica, pero así mismo han resurgido en el encuentro, el amor y la esperanza como nación. Que se oiga bien, no es la rabia y el rencor, sino la esperanza y la alegría el principal instrumento de cambio del mundo, Copei no puede, bajo ningún precepto, salirse de la ruta de la fé, de la alegría por el encuentro de la familia venezolana y de la esperanza mezclada con certeza, que con una política fundamentada en valores, con una económica social de mercado, libre pero humana y con la familia como epicentro de la vida venezolana, podremos rescatar nuestro país, nuestra familia y nuestro futuro.

Julio Manzo

Presidente COPEI Valencia-Carabobo

COPEI EN RED